Tratamientos y consejos para reducir la celulitis





Uno de los principales enemigos de las mujeres, llega sin esperarse y es difícil de desaparecer, es la temida celulitis, que frecuentemente preocupa y puede afectar la autoestima de las mujeres. A menudo, cuando se tiene un ritmo de vida acelerado, solo se camuflajea, para tratar de mejorar la situación. A continuación, algunas, para mejorar la apariencia y combatir las varices.


Exfoliaciones corporales

Lo ideal para la celulitis más visible, o de grado más avanzado, es el uso de exfoliantes, seguido de una buena crema hidratante. Juntos, tienden a mejorar la apariencia de la piel.

Masaje reductor

El masaje reductor tiende a ayudar a deshacer los nódulos de fibrosis, responsables de la aparición en la famosa piel naranja de la celulitis. El tratamiento cambia el tono de piel momentáneamente, dando al final de cada sesión un aspecto de mejora inmediata. Cuando realiza continuamente, este tipo de masaje es capaz de proporcionar una mejora significativa en la aparición de celulitis.

Láser

Con sesiones duran en promedio 30 minutos el tratamiento con láser para la celulitis es capaz de generar mejoras en su aspecto.

Cremas hidratantes de cuerpo con efecto tensor

En algunos casos, puede ayudar a la piel con celulitis flácida. El uso de cremas tensores provoca aumento de tonicidad de la piel en el área durante horas, siendo responsable por el conocido efecto de Cenicienta. Cuando se aplica inmediatamente después del masaje del cuerpo y con maniobras apropiadas, tiene su efecto óptimo, generando mejor aspecto de celulitis en la zona tratada.

Matices de cuerpo

Cuando se aplica correctamente, las cremas corporales de matices puede disfrazar la apariencia de la celulitis. Pero se advertido que este tipo de cremas deben ser aplicadas correctamente y en pequeñas cantidades. De lo contrario, ayudan a empeorar y hacer más visible el aspecto irregular de la piel con celulitis.

1 comentario:

  1. Saludos Algunos consejos para combatir la celulitis: Procura beber al menos 2 litros de agua, zumos e infusiones al día. Evita las comidas con mucha grasa, los dulces y el alcohol. Realiza ejercicio físico de forma regular. Procura caminar a diario y subir escaleras. No lleves ropa apretada de cintura para abajo y evita el calor directamente en tus piernas.

    ResponderEliminar