EXFOLIANTES CORPORALES


Para una piel suave, tersa y joven, la exfoliación ha convertido a la limpieza corporal en un tratamiento cosmético, en una limpieza profunda de la piel con múltiples beneficios, como por ejemplo: la prevención del envejecimiento cutáneo, activación de la circulación, eliminación de las células muertas; que impiden la buena regeneración de la epidermis, y la eliminación de otras impurezas.


Existen varios exfoliantes caseros, fáciles de preparar y muy efectivos.

EXFOLIANTE CORPORAL DE SÉSAMO

Ingredientes

1 taza de semillas de sésamo tostadas
1 taza de sal de mar
½ taza de aceite de almendra

Modo de aplicación

Triturar las semillas de sésamo con la sal, agregar el aceite de almendra y mezclar. Masajear sobre la piel humedecida durante unos minutos, tiempo no mayor a 10 minutos, luego remover en la ducha con agua tibia.

EXFOLIANTE DE AVENA

Agregar agua caliente a media taza de avena, hasta formar una pasta. Masajear el cuerpo con la pasta de manera circular y dejar actuar por 5 minutos. Enjuagar con agua tibia.

EXFOLIANTE CON ARCILLA

Ingredientes

½ taza de sal
½ taza de arcilla
½ taza de jengibre rallado.

Modo de aplicación

Mezclar los ingredientes en un recipiente, aplicarlo en todo el cuerpo por 30 minutos. Removerlo con una ducha tibia. Realizar la aplicación 2 veces al mes.

TRUCOS DE BELLEZA PARA EXFOLIARSE

Para lograr una mayor limpieza, los productos exfoliantes deben aplicarse de la siguiente manera:

Con suaves masajes en las áreas más secas y ásperas.

Con la piel húmeda, esto facilita que los productos se deslicen mejor y puedan arrastrar todas las impurezas.

La exfoliación se realiza una o dos veces por semana solamente.

Después de la exfoliación se puede aplicar una crema hidratante.

0 comentarios:

Publicar un comentario