Todo sobre las legumbres.

Las legumbres son muy recomendadas por los especialistas en nutrición.  En su mayoría son ricas en fibra vegetal y pobres en grasa, y además sirven para combatir el estreñimiento, la obesidad y pueden protegernos de las dolencias cardiovasculares.

Las legumbres son un alimento esencial en la dieta mediterránea, que recientemente ha sido declarada patrimonio inmaterial de la humanidad. Son muy ricas en calcio, hierro, proteínas de un alto valor bilógico, ácidos grasos esenciales y una fuente de hidratos de carbono. Las legumbre son un plato que pueden entrar en cualquier dieta, incluso en la que se pretende controlar el peso. La fibra que contienen las legumbres impide la absorción de azúcares en el organismo. Un factor importante que hay que saber es que los Celiacos pueden consumir legumbres sin ningún tipo de problema.

Las alubias al igual que las demás leguminosas nos aportan vitaminas del grupo B, y minerales como zinc y selenio. Además son muy recomendables para los diabéticos debido a que sus hidratos de carbono se absorben muy lentamente y previenen la anemia ya que son ricas en hierro fácilmente asimilable. Estas semillas contienen almidón, por lo que pueden producirnos gases, pero para evitarlos podemos utilizar las precocinadas que encontramos en tarros de cristal, sino  dejarlas 12 horas en remojo.

La forma más sana de tomar las legumbres es en guisos, pero en guisos que contengan verduras. Así por ejemplo, los garbanzos con espinacas, garbanzos con bacalao o lentejas con verduras.

Las lentejas como el resto de las legumbres nos proporcionan hierro, sin embargo aunque presumen de ser el alimento con más cantidad de este mineral, no es así ya que quienes si lo contienen son los berberechos.

Todas las legumbres nos aportan hierro, pero este hierro no se absorbe muy bien y por ello para que se absorba mejor  este importante mineral es mejor combinar las legumbres con una fuente de vitamina  C o también podemos hacer una ensalada con los propios garbanzos, lentejas, judías blancas, combinándolas con tomate rojo, pimiento rojo o aliñándola simplemente con zumo de limón (alimento muy rico en vitamina C).

Las habas son muy nutritivas pero deben de evitar su consumo las personas  con ácido úrico alto o gota, debido a que contienen purinas.

Los guisantes también se encuentran dentro del  grupo de las legumbres por lo que no se considera una verdura y nos aportan calorías pero también  nos aportan mucha fibra y vitamina B1 que pueden protegernos del envejecimiento y del estrés. Cada 100 gramos de este tipo de alimentos nos aporta entre 280 y 400 calorías, siendo la soja la legumbre más enérgica y la única que contiene los 9 aminoácidos esenciales para nuestro organismo, ya que el resto carecen de metionina que se encuentra en la mayoría de los cereales. Además la soja contiene isoflabonas de origen vegetal que pueden prevenirnos de la osteoporosis y actúan como antioxidantes.

Es recomendable tomar legumbres tres veces en semana. Si se come en la cena debemos hacerlo entre 2 o 3 horas antes de dormir.

Los altramuces son legumbres muy remineralizantes por su aporte en hierro, calcio y proteínas vegetales. De hecho, pueden sustituir a la carne y a la soja.

Como vemos, las legumbres forman parte de nuestra dieta mediterránea y combinadas de manera adecuada pueden ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida. 

Todo sobre las legumbres.

0 comentarios:

Publicar un comentario