¿Por qué son tan diferentes nuestros horarios a los del resto del mundo?


¿Por qué son tan diferentes nuestros horarios a los del resto del mundo?
Comer a las tres de la tarde y cenar a las diez de la noche es algo muy habitual en España, pero aunque parezca extraño esto no ocurre en otro lugar del mundo, solo en España desde hace relativamente poco tiempo. La explicación de por qué nuestros horarios son tan diferentes a la del resto del mundo la encontramos
en el cambio de usos de horarios que se implantó  tras la guerra civil. Por su situación en el mapamundi a España le correspondería un uso horario igual al que tiene Inglaterra, sin embargo tras la guerra civil el general Franco quiso que España tuviera el mismo uso horario que los países con los que se sentía más identificado políticamente como Alemania e Italia. Fue así como los españoles vieron como su horario se retrasaba una hora respecto a lo que estaban acostumbrados. Sin embargo, en aquella época muy poca gente tenía reloj, por lo que continuaron guiándose por el sol y las costumbres que habían heredado de sus padres y abuelos. Los españoles seguían comiendo pensando que era la una cuando en realidad los relojes marcaban las dos de la tarde. Este cambio de horario facilitó a su vez el conocido pluriempleo español de la población de la posguerra. Con este nuevo horario el español medio podía tener un turno completo de trabajo por la mañana, parar para comer y descansar, y luego empezar otro trabajo diferente por la tarde. De aquella costumbre de pluriempleo hemos creado empleos como los de los bancos o lo de los funcionarios, de ocho a tres, algo que no ocurre en ninguna otra parte del mundo.  Esta es la razón por la cual desde hace unos setenta años en España comemos, cenamos y trabajamos con un horario diferente al del resto del mundo.

1 comentario: